jueves, 1 de abril de 2010

PECIOS


Menos mal que Darwin no podía ni remotamente imaginar que el segundo centenario de su nacimiento llegaría a coincidir con el cincuentenario del de uno de los más abyectos y repugnantes engendros de la regresión humana: la muñeca Barbie.



-Rafael Sanchez Ferlosio




----------------------------------

2 comentarios:

makistakis dijo...

Dende luego, como eres Jardi.
Digas tu lo que digas, la, en versión HINCHABLES, hasta cura el dolor de……, muelas, mal pensao.

PD.
¿Qué tal va, el corte de Carótidas?

el jardinero dijo...

Este es el modelo "Dedito de la paz" de Barbie. Es el no va más para relajarse.

Saludos Makistakis