domingo, 14 de octubre de 2018

ESO ERA ANTES (?)



“Lo que sin duda desea la mujer: ser cortejada, halagada, persuadida, conquistada. Incluso cuando se rinde, lo que desea es rendirse no con franqueza, sino con una deliciosa bruma de confusión, resistiendo sin resistirse, cayendo, sí, pero sin que sea la suya una caída irrevocable. Caer y volver después de entre los caídos, rehecha, virginal, lista para ser halagada y para volver a caer. Un juego con la muerte, un juego de resurrección”.


-J.M. Coeetze / “El maestro de Petersburgo”






 (En la foto Geisha del Alba)

----------------------------------------

sábado, 13 de octubre de 2018

FIDELIDAD Y FIEREZA



“En 1274, Kublai Khan envía contra Japón una flota de varios cientos de barcos, cargados con veinte mil de aquellos arqueros mongoles que, debido a su disciplina, su habilidad de maniobra, y su agresividad, son las mejores tropas que el mundo haya conocido (…) Los japoneses les atacan en las playas. Por delante los grandes escudos rodantes que el agresor empuja para proteger su avance, y sobre todo los primitivos petardos de los que se sirven muy bien los arqueros mongoles para asustar a los caballos de los samuráis. Entonces desmontan y atacan a pie. Comparados con los mongoles, los japoneses del siglo XIII son jinetes mediocres, arqueros regulares, pero incomparables con los sables, cuyas largas hojas, que manejan con una o ambas manos, producen heridas mortales y son de un temple que ni las de Damasco o Toledo pudieron jamás igualar”.



- Nicolás Bouvier / “Crónica japonesa”








-------------------

viernes, 12 de octubre de 2018

EL TEMBLOR DEL INSTINTO



“En la buena escritura sobre el sexo no se distingue la desnudez corporal de la emocional. Me fascina el sexo como ese crisol de la humanidad donde nuestras contradicciones se someten a una tremenda presión. Justo en ese espacio en que queremos mostrar nuestro deseo y ocultarlo a la vez, donde se cruza la generosidad y el egoísmo, nuestro animal y nuestro yo más profundo y espiritual”.  



-Garth Greenwell, poeta preparado en Harvard








------------------------------------------------------------

jueves, 11 de octubre de 2018

MEJORES QUE LAS PERSONAS













-------------------------------------

miércoles, 10 de octubre de 2018

PARTE DEL CAMINO




“No te compadezcas de ti mismo. Eso sólo lo hacen los mediocres”.


- Haruki Murakami / “Tokio Blues”









-----------------------------

martes, 9 de octubre de 2018



“El 11 de febrero de 1854 los Estados Unidos de Norteamérica, amparados en su flota de guerra, mandan establecer puertos para sus barcos e instalan un cónsul en Shimoda.
Seis años más tarde, una delegación japonesa va a ratificar con los EE UU el tratado que les es impuesto. Los embajadores están azorados ante este enérgico e impuesto Eldorado en el que a cada paso se está a punto de perder el prestigio, asombrados por las proporciones del paquebote Great Eastern y apabullados ante el tumulto de los debates en el Congreso, que en su vocerío comparan a la lonja del pescado en el gran mercado de Edo.
La presencia de sirvientes detrás de sus sillas en el primer banquete oficial les parece tan insultante –en la etiqueta de los samuráis, colocar un hombre en la espalda de un invitado es una ofensa mortal- que se consultan entre sí en japonés para saber si van a buscar sus sables al guardarropa y atravesar de una estocada a esos grandes pajarracos de librea verde y oro”.


- Nicolás Bouvier / “Crónica japonesa”








--------------------------------------------

lunes, 8 de octubre de 2018

SER O SER MÁS



“Después de recordar que la religión no brindaba ningún remedio a la frustración, Freud afirmaba que las fuentes principales de la infelicidad del sujeto moderno radicaban en una ausencia de ideal, que lo reducía a tres determinantes: el cuerpo biológico, el mundo exterior y las relaciones con los otros. Enfrentado a esa infinitud y convertido en una suerte de “dios-prótesis” (Art Prothesengott), el ser humano, para escapar a su sufrimiento, no tenía otra opción que inventarse nuevas ilusiones sobre la base de tres elecciones inconscientes: la neurosis (angustia, conflicto), la intoxicación (las drogas, alcohol incluido) y la psicosis (la locura, el narcisismo, la desmesura).

Pero había un camino muy distinto que era igualmente posible, explicaba Freud: el acceso a la civilización (a la cultura), la única capaz de permitir, mediante la sublimación, la dominación de las pulsiones de destrucción (…)

A su entender, el único camino de acceso a la sabiduría, esto es, a la más alta de las libertades, consistía pues en una investidura de la libido en las formas más elevadas de la creatividad: el amor (Eros), el arte, la ciencia, el saber, la capacidad de vivir en sociedad y de comprometerse, en nombre de un ideal común, en la búsqueda del bienestar de todos”.


- Elisabeth Roudinesco, psicoanalista











-----------------------------------------------------------