domingo, 14 de marzo de 2010

ESTA TRISTEZA NO ES MÍA



Confieso que no es mía

esta tristeza que acarreo.

La cogí una tarde

de lo alto de una estantería,

en el supermercado del barrio.

Estaba de oferta. No pude resistirme.

La probé.

Me quedaba perfecta pero no la pagué.

La guardé en el bolsillo de mi abrigo de cuadros,

y desde entonces va conmigo a todas partes.

Nadie nota que no me pertenece,

me gusta pasearla orgullosa por las fiestas,

llevarla al cine,

a cenar con los amigos.

Y sonreír como lo hacen

las auténticas ladronas de tristezas.




-Mamen Alegre / http://poesiaalsol.blogspot.com/




--------------------------------------

4 comentarios:

Mamen* dijo...

Es un honor que este poema te haya enamorado a simple vista, te aseguro que a mi me pasó algo parecido después de escribirlo :), contrariamente a lo que me suele ocurrir con los demás.
Lo puedes encontrar publicado, junto a otros, en el libro "EL vuelo de la palabra en Badajoz" edición del año 2008.

Gracias.

Un abrazo.

Mamen.

el jardinero dijo...

Gracias a ti, Mamen. Queda a mano el enlace con tu fértil blog en el que expuestas a la vista de todos exhibes las líricas hojas que van cayendo del frondoso árbol de tu vida interior.

Recibe un beso de parte del agua fresca que baja de la montaña y otro mío.

el jardinero dijo...

Estimado Mak, la belleza y la tristeza ni han sido, ni son, ni serán incompatibles. Y menos si es una mujer quien las conjuga en su corazón.

¿Has visto qué bonito se pone el Jardín cuando lo visita una poetisa?

makistakis dijo...

Hola, jardi.
¿quien es ese,Mak, al que te refieres?
SALU2.