lunes, 29 de marzo de 2010

CAMELILLOS



Finales de un lluvioso y frío marzo. El atardecer huye con la nuca mordida por la noche encolada de estrellas. Pasaron los temporales y la tierra se aprieta bajo la superficie exprimiendo la exhuberancia verde que aflora desesperada de sol y vida.

Camino campo a través oxigenándome y pensando. De pronto, allá lejos, oigo como las pieles atirantadas de los tambores vibran ante la percusión de la madera: “¡Porróm, prom, prom!”. Los niños de la banda del pueblo ensayan para la Semana Santa. Llevan ya varios meses practicando todas las tardes y su compás se ha estabilizado, suenan hondos y graves, como agotados por la disciplina y la reiteración.

Me siento en el tocón de un viejísimo olivo cerca de la solitaria carretera, al parecer algunos de estos gruesos árboles pueden andar ya por los dos mil años. Muy cerca de donde estoy se encontraba la ciudadela romana de Oscua, hoy desaparecida. Poso las palmas de mis manos en el milenario tronco y cerrando los ojos enchufo el corazón a su historia.

Los tambores que se oyen anuncian la llegada de las tropas de la Cohorte Baetica que va de paso hacia el norte por la Vía Hercúlea para reforzar a la Legio XX en su lucha con los indómitos astures arrinconados contra el mar. Deben pacificar o exterminar, que en lenguaje militar viene a ser lo mismo.
En esta pequeña villa fortificada de Oscua conviven gentes de aquí y de allí unidas por el instinto de supervivencia y la necesidad de una autoritas que decrete y proteja. También en este lugar vive retirado un viejo soldado arruinado e inservible ya por estar casi ciego y con el interior carcomido de la mala vida arrastrada durante los muchos años de servicio. Lleva más de un día oyendo la monótona percusión acercarse por el eco que devuelven las montañas. Cuando llegan a las empalizadas exteriores los portaestandartes de la vanguardia, el militar retirado, de nombre Columbus, le pide a un rapaz que pasaba alocado por la novedad que le diga el emblema que traen en las enseñas: “Un jabalí” le responde entre jadeos. En ese momento el lisiado veterano ya sabe que son las avanzadillas de la Legión Valeria Victrix. Él perteneció toda su vida activa a la número IX, la Hispana, creada por Cesar personalmente y que tenía, como todas las organizadas por él, un toro como divisa en sus guiones de parada.

Los posaderos preparan vino en cantidad, carne y garum para satisfacer a los insaciables visitantes de paso. Será una noche muy larga.

-------------------------

Un coche me deslumbra al pasar, lleva la música a un volumen desaforado que espanta mi imaginada visión. Conforme se aleja, el silencio vuelve acariciando los tímpanos. Mi perrillo ya tiene hambre y quiere irse a la casa. Siento frío en los hombros. Subiéndome el cuello del chaquetón y calándome la gorra emprendo el camino de vuelta entre ladridos de alegría.



-S.P.



-----------------------------------------------

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Qué magnifico contraste entre la exuberancia de la prosa y el porcus solus tan a solas y en cabeza.
Me gusta la distinción tan romana que hace entre autoritas y potestas.
Me queda el gesto de subirse el cuello, el frio, el camino... hace ya algunos marzos, su padre tuvo los mismos gestos (aqullo tan borgiano de los espacios paralelos), y se subio el cuello, ante el relente umbro de la sierra. Luego miró al soslayo, se echo a andar, quebró a las encinas del lugar con un fandango de huelva...
RALMA LORD

Anónimo dijo...

La escritura como un paseo sin meta, donde lo importante es divagar, dejar vagar la mente, el corazón y las piernas. La escritura como paradigma de una experiencia fugitiva a la vez proxima y remota: te pruebas una historia y te conviertes en el cajón y el sastre.
Se diria que te vienen las historias a traves de las paredes de los cortijos y de las banderas de las nubes...
(EL padre de todo esto fue Rousseau con su paseante soñador)
JULB RALMAKIS ARUNDITENSIS

el jardinero dijo...

Querido Ralmakis, la genialidad se te sale por las costuras. Tienes un mobiliario mental alucinante. Eres una persona fuera de lo común y yo el afortunado que aprendo de ti desde hace más de cincuenta años.

Un gran abrazo, Procónsul arunditensis.

Anónimo dijo...

QUERIDO JARDINERO -saltó al final-


LA REBELIÓN DE LAS MAZAS

De su prosa me gusta esa mezcla de júbilo y desencanto, de fatalismo y de determinación.
Sin olvidar cierto gusto por la sorpresa: cuando se le espera aquí, aparece allá, y viceversa.
Y el humor, si, algo judío, por cierto, COMO DIRIA Monsieur Morez: mas de palo que de alba.
Me gustan las salidas que da a las situaciones que crea. ¿O acaso crea las situaciones en función de las salidas?
El levantamiento de cuello es un deporte de familia: Tito Rafael el de Helena lo practicaba tirando de pellica al salir del brasero rumbo a calle la Uría,
Otro acierto: Los ladridos alegres. (¿Se da cuenta, que aquí ha sellado el final de su entrega con un espléndido título de cabecera?

LOS LADRIDOS ALEGRES
(Se/nos regala aliteración de las finas, en ele, para sus oídos del mirar, y sobre todo para sus oídos del ver, tan neurotimbados por la banda procesionaria de turno, que en estas fechas estaba a lo suyo, claro: imponerse extramuros, mas allá de sus calles, crecida de cuerno y maza.
Nada en fin ajeno a una banda como Dios manda: exultatio manporri ubiscuitatiis.
Y no será un servidor quien entre a cuestionar las decisiones cofradieras basadas en puntos de vista tan altamente celestiales.
A fuerza de tanto repetir redobles, Buñuel pasó sus ojos por Calanda.
¡Uy, los humanos somos animales muy gregarios, muy de rebaño somos, Señor¡
Con nuestros manes y nuestros desmanes, claro.

¿LETARGIA O LITURGIA?
Los desfilantes de la Crono-Maza

Peregrino uno.- Delenda es la rumorosa ninfa de la fontecica.
Peregrino dos.- EL problema, en consecuencias, es de escalas, claro: ¿Se imagina lo que supondría un Calanda a niveles planetarios de king-size?
Peregrino tres.-A propósito de fuentes… ¿Qué fue primero, la letargia o la liturgia,?
Peregrino cuatro.-NoEs lo mismo estar sordo que ser un no escuchante. Ahora bien, ¿Me discrimino a mí mismo como ciego si digo de mí que soy un no-e-vidente?
Peregrino cinco.-Meada de gato o tambor el viento, ¿son otras formas de escriturar la propiedad de un territorio y sus espacios? ¿Qué nos queda, la maza o la palabra, el ambipur o el decibelio? ¿De quien el libro y de quién el texto? ¿De quiénes son las Propiedades Posesoras?
Peregrino seis.- Es muy sencillo: Los Hunos producen las doctrinas –son titulantes titulares tutelantes de las Propiedades Posesoras- y los Hotros se enfrentan, padecen y mueren por ellas.
Peregrino sexto mas uno.-Si la palabra es del pueblo, en democracia, verbigracia, demografía… ¿de quién será una avalancha de pueblos sin papeles sobre un territorio titulado? …
¡Silencio¡ ¡Que silencio¡

Lutz Ralmasmann, alias Jacoub Samir Samós Die Arunditanien.

querido jardinero, un Clamidoforus -animal desaparecido-
me dejó esto para usted.

Anónimo dijo...

Mas claves de su prosa.
El diálogo montuno con la naturaleza, la fina escucha de lo animal y lo vegetal, la forma poética de dialogar con el paisaje, sus ritmos, sus estados, a veces mediante metáforas poderosas y rotundas del tipo -la tarde que mordida en el cuello por la noche se retira-.
Su holoescritura se está haciendo un lugar en aquello que escribió el pensador francés Gilles Deleuze: la literatura de re-creación como empresa de salud del ser.
Y una cuestión que planteó en su BLOG hace unos días y que aparece en todos sus escrItos: ¿CUÁNDO podemos dar por terminado un poema, un escrito, una obra artística?
LUTZ RALMASMANN DIE ARUNDITANIEN

Anónimo dijo...

UN ANIMAL DESPARECIDO, EL clemitóforo, mé dejó este comentario que sustituye a su anterior.
La rebelión de las mazas: Delenda es Calanda.
Entre liturgia y letargo, oh Ifigenia, el sol te nimba el monte cuando salgo.
RALMASMANN

Anónimo dijo...

: ¿CUÁNDO podemos dar por terminado un poema, un escrito, una obra artística?

REGLAS GENERALES SOBRE LA REGLA NUMERO UNO
Catalogo incompleto de obras no acabadas
Obras interruptas.
MOTU PROPIO.
Las muchas esculturas de Miguel Angel, que por cierto me dicen mas cuando les pega dos martillazos y esboza tres planos de luz/sombra que aquellas otras muy explicitadas.
La famosa inacabada, octava sinfonia de Schubert.
POR DEFINICIÓN
Aquí todo el catálogo de Bocetos preparatorios, Apuntes, Notas…
(Los dibujos de Goya para sus grabados. Los Apuntes de Delacroix en su Carnet de Marruecos.)
Los variopintos Carnets de Notas, fragmentos autobiográficos, etc.
Obras incompletas o descompletadas:
Uso el vocablo ralmamannsiense descompletadas para hacer referencia a las esculturas mutiladas por los bárbaros de la historia, el vandalismo de los bárbaros sobre templos, y la ruina mordedora del tiempo.
OBRAS APLAZADAS.
MOTU PROPIO
Ejemplo: Manet o Monet, disculpen mi ignorancia, cuando pinta treinta mil versiones y visiones de la Catedral de Rouen (por cierto, si van a esta ciudad de la Bretaña francesa, no dejen de ver su museo de la ferraille).
EL CATALOGO INCOMPLETO DE LAS innúmeras versiones, adaptaciones, interpretaciones, traducciones, etc. etc.
Ejemplo: El Bach adusto, sin vibratoria emocional añadida, en su álgebra pura, que es el de de Nicolas Harnoncourt.
(Continuará a la vuelta de a donde iremos a parar)
UN cariñoso abrazo de
Luts Ralmasmann Die Arunditanien

el jardinero dijo...

Mi querido Ralmasmann, gracias por sus reconfortantes análisis. Gracias sobre todo porque sé que usted no se explaya fuera de su fortaleza mental si algo no le motiva lo suficiente (es tanta información la que ha pasado por sus neuronas durante décadas). Esto para mí ya es el cuadro de honor del colegio Juan de la Rosa, de donde usted, por cierto, no se caía.
Por la generosidad en sus opiniones, el calado y la trastienda de las mismas, el comentario de cualquier otro mortal en este sitio no es más que una chuche del "carrillo" de Anita.
(Aún recuerdo la verborrea quebrada e ininteligible en desesperado discurso tartamudo, que el vino peleón desgarraba del alma embrutecida de la Chachora)

Anónimo dijo...

Ell carrillo, la Chachora… ¡qué Mgnifico retablo para aquel teatro de almas en el exilio que era la calle Evilla¡
Ya un pie en el estribo acabo volviendo a la obra no acabada, mas sobre igual <angulos diferentes.
Dos cosas: la Poetica de Aristóteles –ahí esta todo- y el paragone de Plutarco.
¿Si quito esto o añado aquello, en que mejoro o agravio mi concepto de belleza?
ACABEMOS.-Miguel Angel agoniza junto a su maqueta de su cupula de San Pedro que seria acabada 30 añoso después; con ella se adentra en el mar de sombras… ¡Mármol –grita- mas mármol…
Adios, viejo soldado de tan noble corazon, adios, poeta de las montañas, adios, principe de Bach y del mastranto…
Lutz mehr Luzt

el jardinero dijo...

Creo que es Adolfo Bioy Casares quien dice: "Personalmente publico para dejar de corregir".
¡Hay que aliviarse al precio que sea!

Adiós árbol frondoso de tan buena sombra, críptico fénix, esclavo de la creación, del arte y de la belleza. Este cimarrón rinde sus pobres armas de emboscado ante el cano maestro que sigue su camino hacia lo obscuro pactando armisticios constantes con el abismo.
Adiós Salvador, bendita sea nuestra sangre.