domingo, 13 de junio de 2010

WELTANSCHAUUNG



Andando por la pequeña isla de Yakushima, al sur del Japón, se encuentran los cedros yakusugi que se caracterizan por su extraordinaria longevidad, el más viejo, Jomon, tiene 7200 años de vida. Dicen que uno de los guías, al pasar cerca del imponente ser vivo, le oyó decir:

“¡Qué aburrimiento! ¿Es que nunca pasa nada en este planeta?”





-S.P.




-------------------------------------------

2 comentarios:

Bettina dijo...

¡Sí, claro que pasa! Sólo hay que asomarse a cierto jardín y ver que su osado cuidador le ha cambiado y renovado la apariencia, que no la esencia...

Me gusta!

Besos.

el jardinero dijo...

El título del post es una expresión introducida por el filósofo alemán Wilhelm Dilthey en su obra "Einleitung in die Geisteswissenschaften" y significa cosmovisión o visión del mundo pero con un matiz personalizado. Es decir el árbol vive y crece durante milenios en un ambiente perfecto de humedad y Silencio, y de la lectura de su entorno inmediato él deduce que nunca pasa nada en el planeta Tierra. Y sin embargo ya ves por donde va la realidad. Todo, pues, es relativo.

Gracias por ser y estar Bettina.