domingo, 3 de enero de 2010

+ COSAS


Cuando veo a Obama jugando al golf en plan nuevo rico pijo con todo lo que hay que hacer me pongo malo. Este es el que iba a negociar la paz del mundo y el nuevo orden económico mundial y ahí están los paraísos fiscales intactos, el calentamiento global a toda marcha, a Israel con su masacre privada y los servicios secretos occidentales azuzando el fuego de Al Qaeda para distraernos con inocuos y teledirigidos amagos de atentados justificando políticas crecientemente represivas y, por lo tanto, la continuación del tenebroso legado de un manipulado Bush y el famoso "complejo militar industrial".
Mientras, Occidente se desangra en conflictos donde la tecnología no vale casi nada, pues no hay un frente a conquistar sino paises a pacificar, y que consumen un verdadero río de recursos.

En Pekin se frotan las manitas los siniestros dirigentes, conductores con mano de hierro de un dantesco colectivo amaestrado, viendo a los "estrategas antiterroristas" americanos y aliados dando pasos decididos hacia el abismo junto a las sociedades que los sostienen.




-S.P.




------------------------------------------------

1 comentario:

Isolda dijo...

Fuí de las que me alegré del premio Nobel, pensando que era un símbolo por lo que iba a hacer. Hasta ahora, sólo lleva bastante avanzado su proyecto de seguridad social y ahí le aplaudo (es para leerlo a fondo).
Pero tengo que desdecirme, porque en lo demás, sigue igual, es decir va a mandar más gente a sus guerras y efectivamente hay fotos y actitudes que debiera evitar a toda costa.
Otro fiasco, pues.